martes, 21 de febrero de 2012

Hombres y Mujeres Ilustres de Taretan, Mich


 Lucas Ortiz Benítez






Nació en Taretan, Michoacán, el 15 de febrero de 1904; murió en la ciudad de México, el 26 de octubre de 1984.

Es autor de Presencia de una voz, 1973, donde recopila sus poemas, cuentos y ensayos. Su obra cuentística ha sido incluida en Leyendas y cuentos michoacanos, 1938, de Jesús Romero Flores y en Antología de cuentistas michoacanos, 1995, de Raúl Arreola Cortés.



Fue uno de los pilares de la Educación Popular

Oriundo de Taretan, Mich., donde nació en febrero de 1904, el maestro Ortiz Benítez llegó a significarse a lo largo de su vida como uno de los pilares de la educación popular en México, e incluso de otros países hacia donde proyectó su influencia.

Su entrega cariñosa, apasionada y patriótica a la educación se mantuvo enhiesta hasta los últimos días de su existencia física, como ha sido la de sus correligionarios: don Isidro Castillo y el Constituyente don Jesús Romero Flores, con quienes compartió el año pasado un homenaje que les hizo la Escuela Normal Superior "José María Morelos", con sede en Morelia, que él fundó y dirigió en sus primeros años.
Uno de los primeros maestros rurales que se formaron en México, precisamente en la Escuela Normal Rural de Tacámbaro, primera en su género en el Continente Americano, don Lucas Ortiz inició su noble quehacer docente en Coalcomán en 1922; sin embargo, a lo largo de su fructífera 
vida de luchador social, habría de ocupar encumbrados cargos de dirección en la Secretaría de Educación Pública y la UNESCO, luego de haber fundado y dirigido durante 13 años el CREFAL (Centro Regional para la Educación Fundamental en la América Latina), con sede en Pátzcuaro, Mich. Hace unos 10 años regresó a su estado natal de Michoacán para convertirse en el primer delegado de la SEP en el Estado. Eran los inicios de la descentralización que ahora es una realidad plena.

Como maestro laboró en varias escuelas normales regionales de Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Jalisco e Hidalgo. Encabezó también misiones culturales en Baja California Sur, el Estado de México, Oaxaca y Nayarit. También se desempeñó como inspector escolar en varias entidades para luego ascender a director general de Enseñanza Primaria en el país, coordinador de Educación Preescolar y Primaria, director de Alfabetización y Educación Extraescolar y asesor del Consejo Nacional Técnico de la Educación.

En el ámbito internacional, además de haber sido fundador y director del CREFAL, fue delegado mexicano a la ll y XII Conferencia General de la UNESCO, de la cual fue además miembro directivo para las reuniones internacionales de Quito, Río de Janeiro, La Habana y El Cairo, así como experto en Misión de Asistencia Técnica a Bolivia.

Entre los lauros que fueron prendidos en su pecho figuraron la medalla “Ignacio M. Altamirano”, la presea "Generalísimo José María Morelos”, la medalla al Orden de Rubén Darío en grado de Gran Oficial General que le otorgó el gobierno de Nicaragua; y la presea “Vasco de Quiroga” el pasado 28 de septiembre, en ocasión del 450 aniversario de la fundación de Pátzcuaro. Precisamente en el último homenaje que en Pátzcuaro le rindieron unos días después de ese acontecimiento los miembros del Club de Leones, de memoria declamó su largo poema “Romance a Mi Ciudad”, con el que ganó los Juegos Florales del IV Centenario de la Fundación de Morelia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada